lunes, 28 de noviembre de 2011

Olvido

Todo cae en el olvido, las caricias, los besos, el aire que repirábamos.
Nada prebalece al tiempo infinito, nada queda después.
Un oscuro agujero lo traga todo, un negro abismo me asoma al alma.
Una luz cegadora atraviesa mis ojos, me ciega.
Nada siento, nada oigo, nada veo,
y en la nada la paz me llama.



No hay comentarios:

Publicar un comentario